Text Size
Miércoles, Diciembre 12, 2018

¡el spam ya no se limita únicamente a los mensajes electrónicos!

Antes, el spam era un problema que se daba exclusivamente con los mensajes electrónicos. Eran esos mensajes comerciales no solicitados ni deseados que recibías de personas desconocidas con quienes nunca habías tenido una relación comercial. Ahora el concepto de spam también incluye los medios sociales y hasta puede incluir un mensaje que recibes de la nada con la única intención de enviarte un enlace a un sitio Web.

A nadie le gusta recibir spam, independientemente de su origen o propósito. La gente que envía spam obtiene una mala reputación. La intención de los medios sociales es establecer conexiones con gente conocida o por medio de ella. Los mensajes comerciales se consideran aceptables si ofrecen alguna otra información o algún otro beneficio, pero no son aceptables si su único fin es simplemente venderte algo. En muchos medios sociales, el envío de spam generalmente resulta en que te borren de la lista de amigos o dejen de seguirte.